Las palomitas de maíz, una botana ancestral

Con sal, con caramelo, acompañando una película o simplemente como un snack vespertino, las palomitas de maíz no salen de nuestro antojo, algunos las comen más que otros pero casi a la mayoría le encanta probar toda su variedad de sabores. Al emprender una compañía palomera, el éxito está casi escrito.

Esta deliciosa botana tiene sus orígenes en la era de la antigua civilización precolombina, quienes utilizaban concebían al maíz como su riqueza y oro. Se deleitaban con platillos a base de maíz en todas sus presentaciones y así es como empezaron a usar el maíz para estallarlo, la palomita de maíz la utilizaban en ofrendas para enterrar a sus difuntos, también las ensartaban para elaborar adornos e indumentaria, así como la consumían como alimento.

En la actualidad, no hay concepto de cine sin las palomitas, son mundialmente aceptadas y se han convertido en un sinónimo de ocio cinéfilo.

cretors_popcorn_machine

La razón de esta eterna alianza tiene sus orígenes en Chicago, donde Charles Cretor revolucionó la manera de hacerlas estallar inventando la primera máquina palomera. Poco a poco fue a la alza el consumo de bolsitas con rocetas de maíz con un poco de mantequilla pero su gran auge se dio a raíz de la Gran Depresión, a finales de los años 20, las palomitas cobraron protagonismo cuando millones de estadounidenses las empezaron a consumir al representar una botana al alcance de los menos afortunados, todos podían permitirse comprarlas, los dueños de las salas de cine se dieron cuenta de que los clientes solían consumir palomitas antes de ingresar a sus salas y fue cuando decidieron comercializarlas en sus dulcerías para acompañar a las películas que exhibían.

Rocetas de maíz, palomitas, pochoclos, poporochos, pipocas, popcorn, crispetas, palomas, cabritas… han sido adoptadas con distintas denominaciones dependiendo de la región en la cual son consumidas.
Sea cual sea el nombre que utilices para referirte a ellas, seguirás buscándolas cada que este por comenzar la próxima película que veas.