Los orígenes oscuros de Hugo Boss

Hugo Boss es una reconocida casa de moda con productos tan variados como relojes, lentes, zapatos, ropa, fragancias, entre muchos otros. Esta marca ha sido reconocida por décadas, pero sus orígenes son un poco más oscuros de lo que podrías imaginar.

En 1924, la Casa de moda Hugo Boss fue fundada en Metzingen, Alemania. Debido al complicado clima económico que se vivió en el país, años después, en 1931 fue declarada en banca rota. La compañía llegó a un acuerdo con sus acreedores que le dejaron seis maquinas de coser para volver a comenzar. Sin embargo, ese mismo año, su fundador Hugo se unió al partido Nazi y otras asociaciones relacionadas con éste, en ese momento la suerte de la compañía cambió, pues Hugo Boss se convirtió en el proveedor de uniformes de las SS, las juventudes Hitlerianas y otras organizaciones del régimen Nazi.

 

hugo_boss_nazi-collection

Aunque muchas otras marcas que actualmente consumimos se han visto asociadas con los nazis y sabemos que los tiempos de guerra son difíciles para todos, Hugo Boss se vio envuelto en algo más que ser proveedor de los nazis. También contribuía económicamente al partido y en los últimos años de la Segunda Guerra Mundial, utilizó prisioneros de guerra para la producción en sus fábricas. También se dice que Hugo tenía en su departamento una foto de él y el mismo Hitler, tomada en el retiro de Hitler en Obersalzberg.

Por todo lo anterior, a Boss se le consideró un activista y beneficiario del Nacional Socialismo alemán y en 1946, se le retiró el derecho a votar, su derecho a manejar un negocio y se le impuso una multa de aproximadamente $70, 553 dólares de la época. Después, en 1948, Hugo murió. A pesar de esto, el negocio no perdió vida, y tomó el cargo su yerno Eugen Holy. La compañía siguió produciendo uniformes hasta que en los 50’s se le hizo el primer pedido de trajes con lo que la marca comenzó a expandirse. En las décadas siguientes, Hugo Boss continuó ampliándose y en 1969, los nietos de Hugo, Joche y Uwe -ahora a cargo de la compañía-, la impulsaron al panorama comercial internacional.

En la actualidad, la marca es un gigante de la industria de la moda con influencia global. Claro que no podemos evitar pensar que seguramente las cosas no hubieran resultado iguales sin su asociación al partido Nazi en el marco de uno de los conflictos internacionales más importantes del siglo pasado.

Al igual que Hugo Boss, otras marcas masivamente consumidas y aceptadas, cuentan con antecedentes que no a todos les agradaría compartir.