Los arcoíris blancos existen

¿Podrías pensar en un arcoíris sin sus colores característicos?

Siempre nos hemos maravillado por los arcoíris e inmediatamente relacionamos o bautizamos al conjunto de colores que encontramos en cosas cotidianas como arcoíris pero… ¿tenías idea de la existencia de aquellos carentes de color? Así es, blancos.

Desde pequeños nos quedó claro, un arcoíris ocurre cuando los rayos del sol atraviesan las gotas de lluvia y debido a que la luz está compuesta por todos los colores –del espectro visible-, estos se mezclan y producen iluminación.

Pensar en un arco totalmente blanco cambia todo nuestro concepto pero la verdad es que debe de ser igual o más emocionante encontrarte con uno, y es que es un fenómeno poco común.

A diferencia de los arcoíris populares o coloridos, los blancos –también conocidos como de niebla- son el producto de la difracción de la luz en lugar de la refracción y reflexión.

En comparación con las gotas de lluvia, las de niebla son demasiado pequeñas o diminutas y no son capaces de reflejar colores, por lo que se difuminan y la luz emerge incolora creando un interesante arcoíris albino.

Si te interesa poder presenciarlo, en primer lugar debes tener en cuenta que para ver un arcoíris de niebla, uno debe tener el sol detrás. En segundo lugar, básicamente tener suerte y encontrarte en un banco de niebla.

Tal como recientemente le sucedió a un fotógrafo de nombre Melvin Nicholson, quien persiguió ese momento y por fortuna lo encontró el 20 de noviembre. Fue capaz de capturar uno en Rannoch Moor, en el oeste de Escocia y claro, no dudó en capturarlo con su talento y compartirlo con todos.

white-melvin-nicholson

Ese mismo día, un alpinista de nombre Andy Luke que estaba en el Parque Nacional de Cairngorms, al norte de Escocia, también se encontró con uno.

andy-luke-rainbow

En definitiva, espero poder ver uno, ¿y tú?

rainbow