De la procrastinación y cómo vencerla

La procrastinación es un mal que aqueja a más de uno hoy en día. Con el acceso tan fácil e inmediato a las redes sociales, series, videojuegos y más, la voluntad se ha convertido en una lucha diaria por cumplir nuestras tareas.

Comenzaré compartiendo las definiciones al término procrastinación que se encuentran por ahí.

-“Diferir, aplazar” de acuerdo a la RAE.

-“Consiste en aplazar el cumplimiento de una obligación o el desarrollo de una acción”.

Se suele pensar que es un problema relacionado con la organización del tiempo pero, la verdad es que el psicólogo Tim Pychlyl, de la Universidad de Carleton en Canadá, quien es parte de un grupo de investigación sobre el tema, difiere.

Según Pychlyl, la procrastinación es tomar la decisión de no hacer algo a pesar de que sabes que a largo plazo será peor.

Él asegura que no es un asunto de manejo de tiempo sino una incapacidad de controlar nuestras emociones e impulsos.

Y ya que en nuestros días la procrastinación representa el problema más grave que enfrenta la educación, el psicólogo Pychlyl sugiere seguir ciertos pasos que podrían ayudar a combatirla.

De acuerdo a su estudio, estos sencillos pasos podrían ayudarte a mejorar:

  1. Practica técnicas demindfulness y meditación para controlar tus pensamientos negativos. Acepta y comprométete con lo que harás.
  2. Divide la tarea en pasos claros y manejables. Ponle forma o pasos a tus acciones.
  3. No te castigues por procrastinar. O como dicen por ahí, “no te preocupes… ocúpate”.
  4. Apóyate en las buenas costumbres con las que ya cuentas. Todos tenemos uno que otro buen hábito, si deseas adquirir uno nuevo, basta con asociarlo con uno que ya tengas.
  5. Conéctate con tu “yo futuro”. Visualízate, eso ayudará a que le pongas ganas a lo que estás buscando conseguir.
  6. Entiende por qué te importa lo que vas a hacer. Por muy tedioso que parezca algo, seguro es un medio para conseguir tu fin así que mejor piensa positivo y sólo hazlo.

Esto, además de darnos un panorama destino, nos permite “combatir” el problema. Y es que más de uno desea hacer algo productivo con su vida y aprovechar al máximo sus días, pero en la mayoría de los casos… esto no sucede.

Seguro te ha pasado que dejas las cosas para el último momento, sabes que es algo riesgoso, por lo que te recomendaría probar estas lecciones contra el aplazamiento de tus tareas.