La heterocromia, una anomalía que muchos envidian

Los ojos son una de las características de cada persona que nos encanta admirar, todos son interesantes y nos fascinan con los colores que se presentan en el iris. En algunos casos, a causa de una mutación, se llega a presentar la heterocromia y podemos apreciar dos colores diferentes en los ojos.


Las mutaciones tienen que ver mucho con el desarrollo de la humanidad en mayor o menor escala, por ejemplo, nos permitieron adquirir ciertos cambios que hicieron posible nuestra adaptación y/o en un tono minúsculo, determinaron el color de los ojos.

El iris es la membrana ubicada entre la córnea y el cristalino, es la parte que le da color a los ojos. Su función es la de regular la cantidad de luz que llega a la retina.

Su color es determinado por la herencia genética en la mayoría de los casos, es decir, en un ojo ‘normal y sano’.

La heterocromia es una anomalía de los ojos en la que el iris es de diferente color total o parcialmente.

Heterocromia total, los ojos son de distinto color.

Heterocromia parcial, una sección del iris es distinta del resto en ambos ojos.

Las causas que originan estas situaciones pueden ser muy diversas, aunque en la mayor parte de las ocasiones es un trastorno esencial, es decir, el paciente nace con ello pero no supone ninguna alteración de la visión.

Ocurre tanto en la especie humana como en otras especies animales y se debe a la poca o excesiva melanina en el cuerpo.

Es poco común en los humanos, suele ser más común en los gatos, perros y caballos.

Caso famoso

Entre los casos conocidos se encontraba David Bowie, aunque no fue una anomalía de nacimiento, se considera como heterocromia adquirida.

Durante su infancia sufrió una riña en el patio escolar lo que le provocó una herida y posteriormente una hemorragia, los depósitos de hierro en el iris y la coloración diferente en el ojo izquierdo.

Al conocer a alguien, la mayoría de las personas hacen consciencia de los ojos del otro pues son como comúnmente se conocen, la ventana al alma…


Debe ser fascinante poder presenciar esta condición en vivo.