Elbphilharmonie, el auditorio perfecto

Alemania se ha engalanado con una sala de conciertos que permite ubicarse a pocos metros de los interpretes, escuchar perfectamente desde cualquier punto y disfrutar de una maravillosa creación arquitectónica: Elbphilharmonie.

Para las personas que disfrutan de ir a distintos recintos culturales a deleitarse con conciertos, obras y exposiciones es común que se hayan encontrado en una situación molesta o desagradable debido a otros miembros del público.

Esto es, que la altura de las personas del frente les obstruye la visión, otras tantas veces la luz del celular de los que pareciera que asisten por compromiso molesta a los ojos, o bien, personas que comienzan a platicar o responden una llamada e impiden escuchar.

En fin, un sinnúmero de posibilidades que hacen desear ser los únicos en las salas. Podría llegarse a pensar que no existe la perfección en los recintos, pues… al menos la música clásica la ha encontrado.

Recientemente se diseñó la sala de conciertos acústicamente perfecta.

Este auditorio se encuentra en Hamburgo y se conoce como Elbphilharmonie.

Su diseño corrió a cargo del grupo de arquitectos suizos Herzog & De Meuron junto al estudio One to One.

Elbphilharmonie, en español: Filarmónica del Elba.

Al igual que otros objetos y proyectos arquitectónicos modernos, la sala principal de este edificio fue diseñado por algoritmos.

Visualmente, cuenta con una fachada bastante llamativa por su diseño con ondas y de apariencia acristalada, está constituida por 10,000 paneles que cuentan con un total de un millón de células diseñadas especialmente para dar forma al sonido que se escucha dentro.

Consiste básicamente en que las ondas de sonido golpean un panel, su superficie desigual la absorbe y la dispersa creando una reverberación uniforme en todo el auditorio.

Su presupuesto, nada modesto, fue de 789 millones de euros y fue construido sobre un terreno ocupado por un muelle viejo y en desuso.

Sin duda alguna, este auditorio ha llegado a sumar un gran atractivo cultural a la ciudad de Hamburgo y representa una obra maestra de la ingeniería moderna.

Sería un sueño contar con una de estas salas cerca de ti, ¿no lo crees?