Elementos a considerar en el cuidado de tus plantas

En nuestra vida existen elementos que inconscientemente impactan en nuestro estado de ánimo, ejemplo de ello son las plantas y las flores.

Dentro de los hogares solemos encontrarlas específicamente en un lugar destinado a ellas, es decir, en jardines, o bien en interiores sembradas en macetas.

Hay quienes se dedican a cuidarlas mientras que otros se olvidan de su presencia.

Si eres de los que toman importancia de sus diversas plantas, existen ciertos cuidados a seguir para lograr que se desarrollen en buen estado y se conserven vivas y atractivas.

Como seres vivos, requieren de cuidados para mantenerse sanas, algunas necesitan sol, otras necesitan sombra, algunas son desérticas y otras requieren sumergirse en agua.

Sea cual sea la planta o flor que cuidarás, debes estar consciente de que será totalmente tu responsabilidad y asegurarte de conocer su tipo de cuidados y necesidades para que la puedas procurar con éxito.

Algunos elementos importantes a considerar son la luz, el agua, la tierra y el abono o fertilizante dependiendo del tipo de planta a cuidar, por eso, como primer paso, deberás investigarla para saber de qué manera actuarás.

Luz. Por lo general se recomienda contar con un espacio bien iluminado pues se trata del elemento fundamental para la vida vegetal. Entre más grandes son, más luz y energía almacenan.

Agua. Es importante conocer la cantidad de agua necesaria, está comprobado que la mayoría de las plantas mueren por exceso de riego que por falta del mismo.

Tierra. Las plantas que compramos generalmente están cultivadas en sustratos casi inertes que sólo sirven de apoyo, por lo que necesitan elementos minerales disueltos en el agua de riego o mezclados con la tierra para que se disuelvan durante el riego.

Fertilizantes y/o abono. Ya sea en sólido o líquido disuelto en agua se pueden añadir para nutrirlas, la forma más rápida de absorción es la líquida.  

Existe una teoría de cuidado con música, incluso hay personas que les hablan a sus plantitas.

Cualquiera que sea tu método de atención a tu jardín de alegría, asegurate de disfrutar de su cuidado y brindarles un espacio de seguridad y confort para que a su vez, ellas te lo transmitan.

Además de purificar el aire que respiramos, perfuman nuestro espacio y traen consigo mucha energía positiva.