De como los Tupperware fueron inventados

La Internet está inundada de chistes y memes respecto a las madres y el amor que le tienen a sus Tupperware

Aunque es bastante gracioso, la verdad es que es innegable la utilidad y practicidad que representan en la vida actual.

Llegaron para quedarse y revolucionar los materiales, la forma de almacenar comida e incluso la forma de ver a las mujeres y los modelos de negocio convencionales.

¿Quién fue la mente maestra detrás de este invento?

Su nombre, Earl Silas Tupper, comerciante e inventor estadounidense.

Como otros inventos exitosos, los recipientes tupperware surgieron por accidente a raíz de la experimentación.

A comienzos de los años ‘30 Tupper se encontraba trabajando para la compañía química DuPont.

Mientras experimentaba con polímeros sintéticos, descubrió un método que purificaba los desechos del proceso de refinación de petróleo y los convertía en un material durable, flexible y sin propiedades tóxicas.

Este descubrimiento lo llevó a desarrollar piezas plásticas para las máscaras usadas durante la Segunda Guerra Mundial.

Además de desempeñarse en esa rama, Earl Tupper era seguidor de la publicidad y el marketing, por lo que supo detectar necesidades y potenciar las ideas que le llegaban a la cabeza.

Por lo que una vez terminado el conflicto mundial se dedicó a fabricar los primeros recipientes plásticos conocidos para la almacenaje de alimentos que además iban de la mano con la posguerra y todos sus avances tecnológicos como el refrigerador.

En 1946, patentó su famoso “Tazón Maravilla”, mismo que captó la atención de muchos consumidores de inmediato.

Su cierre hermético permitía expulsar el aire por lo que representó la solución a innumerables problemas de conserva tanto para alimentos como productos no comestibles.

La historia se cuenta sola, ¿puedes pensar en otra marca de fabrique trastos de plástico que no sea Tupperware?

Actualmente existen miles de marcas que los producen pero la gente siempre se refiere a estos utensilios como “tupper”.

Causaron una revolución en la sociedad, principalmente en los hogares.

Estos recipientes tienen una historia que engloba varios factores inesperados que al final lograron convertirse en lo que conocemos hoy, un gran invento, icono social y herencia familiar.

Ha traspasado cultura de negocios y ha logrado posicionarse en la mente de todos al grado de llamar con su nombre a cualquier tipo de envase dentro de la misma categoría.

Con más de 60 años en el mercado y luego de varios propietarios, la empresa continúa vigente y cuenta con una fuerza de venta directa de más de 2.5 millones de personas en todo el mundo.