¿Qué pasaría contigo si dejaras de beber agua?

Todos hemos oído decir que nos encontramos constituidos en nuestra mayoría por agua, que es vital para nuestro funcionamiento pero, ¿realmente sabes qué pasaría contigo si dejaras de consumirla?.

Efectivamente, cerca del 60% de nosotros es agua: ¾ de nuestros órganos principales como lo son el corazón y el cerebro, 83% de nuestros pulmones y el 31% de los huesos son agua.

Al transpirar, orinar e incluso al respirar perdemos grandes cantidades de agua por lo que resulta importante mantenernos hidratados y beber suficiente agua diariamente.

Sabiendo esto, llegan a nuestra mente las preguntas ¿qué pasaría si no lo hiciéramos?, ¿cuánto tiempo podríamos sobrevivir sin beberla?, ¿qué afectaciones tendríamos?

De acuerdo con los expertos Mitchell Moffit y Greggory Brown, el agua es un solvente natural y nos aporta nutrientes y hormonas, regula nuestra temperatura corporal y lubrica nuestros ojos y articulaciones.

Sin este vital líquido, perdemos energía, nuestra piel se seca y tendemos a ponernos de mal humor.

Cuando nos deshidratamos, los receptores sensoriales o terminaciones nerviosas del hipotálamo del cerebro, envían señales para la liberación de una hormona antidiurética.

Esta hormona llega hasta los riñones y provoca acuaporinas, que son proteínas de las membranas celulares que transportan moléculas de agua para permitir que la sangre retenga más agua en el cuerpo.

En este punto, nuestra orina tiende a volverse oscura y olorosa. Otro síntoma que desencadena la deshidratación es la disminución de segregación de saliva y menos ganas de orinar.

Y debido a que nuestro cerebro depende de estar hidratado, podríamos sentirnos mareados.

Si tu cerebro se encuentra en búsqueda de este líquido esencial, recurrirá a mecanismos de adaptación. También, este órgano se contrae por la falta de agua y deberá trabajar más duro.

Transcurridos unos días, si dejas de consumir agua por completo, los efectos se tornarán más serios y las funciones de tu cuerpo se detendrán enteramente.

El tiempo de supervivencia sin este líquido varía dependiendo de cada persona, el promedio se estima entre 3 y 5 días.

La falta de agua puede provocarte distintos trastornos entre los que destacan diabetes, colesterol alto, problemas digestivos y fatiga.

Así que tú sabes qué tanto te mantendrás hidratado diariamente…