El jardín surrealista ubicado en México

Si eres amante de tomar largos paseos, visitar la naturaleza y disfrutar de innumerables vistas de capturar en la mente no te pierdas de este destino único.

Visitar la naturaleza siempre es sinónimo de encontrarse con paz, armonía y cosas que nos sorprenden con su magia.

Naturaleza y surrealismo se unen para crear el jardín surrealista ubicado en Xilitla.

Xilitla es reconocido como Pueblo Mágico y se ubica en San Luis Potosí, un destino imperdible para todos los viajeros.

Año con año, es visitado por miles de personas que se maravillan con sus intrincados pasillos y caprichosas formas.

Este jardín es obra del excéntrico poeta y filántropo escocés Edward James y se compone por figuras hechas de concreto, colocadas estratégicamente para semejar un laberinto.

La mayoría de las estructuras imitan a la naturaleza.

Seguramente te estarás preguntando, ¿cómo llegó Edward James hasta Xilitla?

Pues bien, todo comenzó con las orquídeas. Edward sentía una fascinación irracional por estas flores y su búsqueda por coleccionarlas lo llevó hasta este pueblo.

En Xilitla encontró un terreno en venta el cual le pareció ideal para construir un jardín dedicado a estas auténticas flores.

El verdadero nombre de la edificación es el Jardín Escultórico Surrealista de Edward James.

Debido a las leyes mexicanas, los extranjeros no podían adquirir propiedades inmobiliarias por lo que el verdadero propietario era su administrador y amigo Plutarco Gastelum.

James no era arquitecto, sin embargo, poseía un talento innato. Plasmaba dibujos para posteriormente encargar construir los moldes con un carpintero y campesino huasteco.

James fue el más grande coleccionista de arte surrealista del mundo, de allí su motivación para realizar sus estructuras meramente decorativas sin ningún sentido y, en la mayoría de los casos, sin funcionalidad.

Fue un gran amante de la naturaleza y dedicaba mucho tiempo a su cuidado y contemplación, de hecho a diferencia de nuestros días, la mayoría de las estructuras estaban cubiertas de flores y plantas que traía de sus viajes por el mundo.

En la actualidad, el jardín surrealista es reconocido como una joya arquitectónica y ha sido utilizado para crear las portadas de innumerables revistas, set de filmación para videos e incluso recinto para presentar libros.

Hermosos cantos, exóticos aromas y el verde intenso de su vegetación te cautivarán.