De garabatos infantiles a fuente de inspiración artística

La imaginación infantil no tiene límites, se cuenta con la ventaja de ser inocente y poco conocedor de las cosas y del mundo que nos rodea.
Cuando esa imaginación se transforma en talento, amor e inspiración, el resultado es realmente fantástico.

Tal es el caso de un artista que nos demuestra que el amor de padre es más fuerte que las propias inspiraciones artísticas y visión construida a raíz de vivencias.

Su nombre, Thomas Romain.

Thomas Romain es un artista del anime de origen francés que actualmente reside en Tokio.

Romain ha trabajado para varias series de anime incluyendo Space Dandy, Basquash! y Aria pero sus trabajos más destacados provienen de la imaginación de sus hijos, quienes diariamente lo llenan de ideas bastante creativas y dignas de exponer.

Trabajando juntos en lo que suelen llamar el “Taller de diseños de padre e hijos” –Father and Sons Design Workshop– en donde Thomas y sus niños imaginan y dan vida a toda clase de criaturas y personajes raros y maravillosos.

Explicado en otras palabras, sus hijos plantan la semilla realizando un simple dibujo desde el interior de su mente para luego ser regada y abonada por su talentoso padre.

Thomas toma los dibujos infantiles y simples y les inyecta su toque profesional y artístico para convertirlos en cuanto personaje puedas pensar.

Yendo de los doctores retrofuturistas, seres inanimados de arena, poblaciones de nubes, serpientes luchadoras, etc.

Entre los trabajos que están en los favoritos de su público se encuentra la siguiente selección, ¿qué te parecen? ¿cuál es tu preferido?

Quien iba a pensar que esos dibujos e interpretaciones infantiles servirían de una fuente inagotable de inspiración artística, así que ya sabes, la próxima vez que pienses botar aquellos dibujos de tu infancia o de tus hijos… piénsalo y revisa, ¡quién sabe!, quizá podrías encontrar algo oculto y deseoso de salir.