La moral, ¿una construcción social o un sentido innato?

La moral nos permite construir conceptos de lo que está bien o lo que está mal, esto parece una acción bastante sofisticada, un pensamiento bastante razonado y aprendido.

Para investigar si es que los humanos tenemos un sentido de la moral, un sentido de qué está bien y qué está mal desde el nacimiento, se realizó un estudio en el que convocaron a un grupo de bebés de entre 5 y 12 meses de edad.

El experimento consistía en mostrar a los bebés a través de retablos de títeres dos breves escenarios:

  1. Un círculo rojo intentando subir una montaña y por sí solo no lo logra, afortunadamente, hay otro personaje, un triángulo amarillo que aparece para ayudarlo a llegar a la cima, se cierra el telón.
  2. Al círculo rojo le está costando mucho subir la montaña, aparece el cuadrado azul pero en lugar de ayudarlo, empuja al círculo hacia abajo y vuelve a subir. 

Estas escenas son mostradas unas diez veces de manera aleatoria.

Curiosamente, la primera escena parece llamar mucho la atención de los bebés.

Este experimento fue diseñado por Karen Wynn y su equipo en la Universidad de Yale.

Wynn sostiene que los bebés eligen seres sociales sobre seres antisociales.

Pero la idea no concluye ahí, cuando los bebés pierden el interés por los títeres, se les da la opción de elegir entre el personaje bueno y el personaje malo.

Los resultados de este estudio arrojan que más del 80% de los bebés eligen al personaje bueno, al que ayudó a su compañero, en otras palabras, el del comportamiento social.

Este experimento junto con otras investigaciones, sugiere que el cerebro humano viene de fábrica con un sentido moral, un sentido que nos hace buenos por naturaleza.

No sólo eso, sino que nos hace relacionarnos y formar sociedades, quizá la pieza fundamental de nuestro éxito evolutivo como especie.

¿Qué opinas al respecto?