Mejora tu salud comiendo almendras

Almendras, las comes solas, confitadas, en postres o acompañando y resaltando el sabor de otros alimentos. Conoce las maravillas de sus propiedades.

Son una fuente natural de energía y salud que contiene alrededor de 160 calorías por porción; de los cuales 6 gramos son de proteínas, 6 gramos son de carbohidratos y 14 gramos son de grasa, ¡pero la mayoría equivalen a grasas buenas!

Todos hemos escuchado que las almendras aportan demasiados beneficios a nuestro cuerpo y, por ende, contribuyen a nuestra salud pero dudo mucho que sepas acerca de todas sus propiedades.

Parece ser que son maravillosas y consumirlas diariamente aportan muchas propiedades.

Entre las principales propiedades de este alimento se encuentran:

  • Las almendras contienen una cantidad elevada de ácidos grasos monoinsaturados, mejor conocido como aceite oléico.

    Se ha demostrado que una dieta de ácidos monoinsaturados ayuda a mejorar la tolerancia a la glucosa, lo que es bueno para todas las personas con diabétes que no dependen de la insulina.

    Esto, también tiene un efecto positivo sobre la regulación del contenido de colesterol presente en las HDL y LDL y sobre los niveles de triglicéridos.

    Son un elemento fundamental para prevenir las enfermedades del corazón y para mejorar la circulación sanguínea.

  • También, son ricas en vitamina E.
    Vitamina cuya ingesta generalmente está por debajo de lo que se recomienda y que ejerce un valioso papel antioxidante (50 g diarios de almendras crudas cubren las necesidades por día de esta vitamina).

  • Además de ser ligeras y deliciosas, son muy energéticas y tienen una fuente rica en fibra.

    Elemento que, entre otras ventajas, permite aumentar el volumen de los excrementos y disminuir el ácido biliar, los lípidos y los esteroles, que permiten que disminuya el riesgo cancerígeno en el colon.

  • Dejando de lado los productos de origen animal, las almendras poseen una gran cantidad de Calcio.

  • El remedio para todos los males, la aspirina, ¿y si te digo que un puñado de almendras puede funcionar como una alternativa?

    Así es, esto pues contienen una buena proporción de salicilatos, sales formadas por ácido salicílico y una base que constituyen el principal agente activo de la aspirina.

  • Además, por su alto valor calórico y proteínico, las almendras ayudan a la regeneración del sistema nervioso y son un buen antiséptico intestinal.

    Sin duda, cuentan con muchas ventajas significativas en el terreno de la salud y además les gustan a casi todos… *corre por unas almendras*.