Pink Floyd y ‘el lado oscuro del arcoiris’

Como fan del grupo Pink Floyd es común encontrarse con el rumor de que uno de sus grandes álbumes coincide totalmente con un clásico del cine.

El fenómeno consiste en reproducir el disco de Pink Floyd, The Dark Side of the Moon al mismo tiempo que la película El Mago de Oz.

Muchas personas que lo han intentado, aseguran que la música del disco coincide perfectamente con las escenas de la película.

Las personas que sostienen esta teoría aseguran que para lograr una sincronización correcta se debe iniciar el disco al terminar el tercer rugido del león de la MGM.

A esta experiencia sonoro-visual se le conoce como The Dark Side of the Rainbow o el lado oscuro del arcoíris.

Entre las sincronizaciones más destacadas se encuentran las siguientes:

  • Durante la canción Breathe cuando en la letra se menciona “balanceándose en la ola más alta”, Dorothy aparece caminando sobre una viga.

Además, el cambio de ritmo en la música coincide con el momento en que ella cae.

  • La canción The Great Gig in the Sky -el gran concierto en el cielo- comienza a la par de la escena del huracán.

Los gritos de la canción incluso se acoplan con lo que ocurre en las escenas.

  • La canción Brain Damage -daño cerebral- coincide con la escena en la que el espantapájaros empieza a cantar: If I Only Had a Brain -si tan solo tuviera un cerebro-.

  • Aunque el hombre de hojalata carecía de un corazón los latidos que se escuchaban en la canción Eclipse suenan cuando Dorothy y el Espantapájaros se acercan a su pecho.

Otras tantas escenas parecieran estar ambientadas con la música del disco.

Es casi magia, pero la verdad es que todos los que han preguntado a los integrantes de Pink Floyd han fallado en escuchar lo que desean y es que Gilmour, Waters, Mason y el difunto Wright siempre han considerado que es una coincidencia y una invención de personas con demasiado tiempo libre.

Sea o no cierto, la verdad es que la experiencia resulta interesante para cualquiera.