La magia del Firefly Forest

Firefly Forest, el hogar de gnomos y hadas imaginarios que contagia si magia  a todas las personas.

Imagina que vas caminando por aquel parque que tanto te gusta, aquel que te conecta con la naturaleza y que hace que día a día disfrutes de su compañía… y de repente, te encuentras con una pequeña villa de gnomos y hadas.

Pequeñas puertas coloridas, mensajes de magia, artículos diminutos dignos de ser utilizados por criaturas fantásticas y bonachonas.

Eso sucedió, y los habitantes de Kansas que frecuentaban por el Overland Park fueron partícipes de este acto de generosidad y aprecio.

Comenzó con una casa, y cada día se añadían más y más estructuras perfectamente diseñados para adecuarse a los huecos de los árboles.

Detalles para los árboles, el sendero y los curiosos espectadores.

¿Quién era el responsable?, ¿cuál era el propósito?, ¿para qué montar todo este espectáculo?

Como es de imaginarse, el o los autores no mostraban su rostro pero sí lograban alegrar a chicos y grandes por igual.

Todo comenzó un día en el que una madre de dos hijos constantemente atormentados por el hecho de mudarse cada año a raíz del empleo de su padre y por la lucha de esta familia por no recurrir al divorcio, tuvo la brillante idea de conectarse con sus hijos.

Emprendieron un proyecto que los uniera y creara un lazo con su entorno, y que además, claro, serviría como una distracción a sus problemas.

Así fue como comenzaron a diseñar casitas y puertas que fueron colocando por las noches en el sendero del bosque por el cual gustaban transitar.

La sorpresa de los habitantes fue tal que comenzaron a creer en la magia, a colocar recados y peticiones, y una en particular, cambió la vida de una familia con una pérdida reciente.

No te contaré más para evitar arruinar tu sorpresa al ver el film The gnomist, mismo que muestra esta historia.

A pesar de sus diferencias, las relaciones serenipitarias de los personajes entre sí abren la vulnerable condición humana y ofrecen un mensaje edificante y que a pesar de las tragedias que giran alrededor de nosotros, podemos superar si nos detenemos y abrazamos la magia que nos rodea.