Whale Bone Alley, el “cementerio” de ballenas

Quizás cuando planeas tus vacaciones un cementerio congelado no es tu primera opción. Pero si este lugar involucra ballenas y tras conocer Whale Bone Alley lo pensarás dos veces antes de decidir.

En 1976, en la isla de Yttygran ubicada en el mar de Bering al noreste de Rusia un equipo de arqueólogos soviéticos encontraron un misterioso asentamiento de aproximadamente 600 años de antigüedad.

Lo que hacía este hallazgo algo distinto al resto de los asentamientos en la zona era la monumental cantidad de costillas, cráneos y mandíbulas de ballena ordenadas en dos líneas paralelas a la costa.

Éstas forman una especie de “pasillo” en su interior y en los costados se encuentran fosas presuntamente utilizadas para guardar la carne de las ballenas.

Es sabido que los esquimales de la zona cazaban ballenas en esa época, pero el modo de ordenarlos, la ubicación y la cantidad de osamentas hicieron surgir varias preguntas entre los arqueólogos…

¿cuál era la función del lugar?, ¿cuáles los motivos de su construcción?, ¿quiénes lo habitaron?

Aunque no hay un acuerdo único sobre cuál es la respuesta a estas preguntas hay dos hipótesis principales.

Los arqueólogos llegaron a la conclusión de que Whale Bone Alley fue un asentamiento de carácter político-religioso en el que los jefes de diversas tribus esquimales de la región, se reunían anualmente en paz para hacer sacrificios, rituales, discutir los problemas que aquejaban a sus comunidades, establecer tratados y cazar ballenas.

Sin embargo, la tribu cercana de los Yupik tiene una explicación más práctica, era un lugar donde se facilitaba la cacería, y el arreglo del asentamiento solo marca los lugares para procesar y almacenar la carne de las ballenas cazadas.

Aunque no tenemos una explicación definitiva, el sitio ha gozado de gran popularidad en la última época, como lugar de atracción arqueológica y eco-turística, debido a que en la zona se pueden ver osos polares, ballenas, aves migratorias y zorros árticos, atrayendo a miles de personas a una de las islas más retiradas del país ruso.